Viajar con vehículo

Si quieres descubrir Marruecos con tu propio coche puedes llevarlo sin problemas y así tener más flexibilidad y libertad en tus días de vacaciones.

En cuanto a los trámites para cruzar la frontera con el vehículo, no hay que pagar impuesto alguno, pues se entiende que está de turismo y que abandonará el país en el mismo coche, pero sí debe rellenar el formulario del régimen de importación de vehículos, llamado AT (Admission Temporaire o Admisión Temporal).

Entrar a Marruecos

La documentación que has de llevar contigo y presentar la agente de la aduana es:

  • La carta gris del coche.
  • La declaración del propietario del coche, en caso de que el coche no sea de tu titularidad, declarando que te presta el coche bajo su consentimiento (debidamente legalizada).
  • Si el coche está en alquiler, debes presentar el contrato de alquiler, especificando que está permitido salir con el coche al extranjero (en concreto Marruecos).
  • El seguro del coche cubriendo el territorio marroquí (Certificado Internacional de Seguro, o como se le conoce comúnmente, carta verde).

Este permiso AT es aplicable en Marruecos a los siguientes tipos de vehículo:

  • Turismo particular, incluidos coches de alquiler y taxis.
  • Furgón, furgoneta, camioneta.
  • Caravana.
  • Moto de más de 50 cm3.
  • Jet Ski y Quad.

Según el tipo de vehículo la autorización se concede para 3 ó 6 meses en los que podrás permanecer en Marruecos con tu vehículo, seguidos o repartidos a lo largo de un año.

Salir de Marruecos

Una vez entregado todo al funcionario de aduanas, se lo devolverás sellado. Es importante que tengas ese documento con los papeles del coche en su estancia en Marruecos por si en algún punto de tu viaje te lo pide la policía marroquí. Guarda bien el D16 Ter porque lo debes entregar en el momento que salgas del país para dar de baja el vehículo.